Mamá morfina

Eros Alesi nació en Ciampino (Lazio), en 1951, y se suicidó en Roma, en 1971. Los escasos poemas que de él se conocen fueron publicados hasta 1973, dos años después de su muerte. Después de leer el poema dedicado al padre (“Querido papá”), uno tiene la impresión de estar frente a un texto único, esencial, límite. Y la clave de su innegable poderío consiste, tal vez, en ese perdido o tan escaso estado de gracia con que se dicen las cosas esenciales con inocente simplicidad, pero simplicidad iluminada.

En la escasa obra poética conocida de este joven italiano, entre el primer poema que escribió (cuando tenía catorce años) y el último, escrito a los veinte, no se advierte ningún cambio considerable, en cuanto a estilo o intensidad. Desde los 13 años se aferró al clavo ardiente de la droga, hasta que las manos se le carbonizaron. Alguien dijo que “en el mundo contemporáneo las almas más delicadas sucumben irremisiblemente; es necesario ser muy duros o muy cínicos para sobrevivir en él”. Su muerte nos lo devolvió con el nombre de siempre, el nombre más hermoso y padecido: Eros.

Guillermo Fernández

 

Mamá morfina. Alesi, Eros.
Libro de poesía en español-italiano.
Mantis Editores. Col. Liminar. México.
1a. ed., 56 p., 2013. ISBN: 9786077943952

$200.00

Novedades

Más